Buenas noches a todos. Hoy ha sido nuestro segundo día y ya empezamos a notar el cansacio. Los monitores están muy contentos después de haber dormido 3 horas esta noche. Los pocos de nosotros que durmieron lo hicieron a las dos de la mañana y a las seis y media ya había niños despiertos dando guerra. Alejandra se dedicó a dar las buenas noches una por una a todas las noches y a decirnos lo mucho que nos quería a todas. Aún así no consiguió que nos fuéramos a dormir.

A las ocho y media fue el despertar oficial y a las nueve fuimos a desayunar. Tras arreglar las habitaciones empezamos las actividades con una larga caminata de casi 3 horas. Descubrimos un pozo de agua potable y aprendimos cómo distinguir el agua potable por un tipo de planta que suele estar en esas zonas de agua. Fue un paseo muy agradable con algún que otro resbalón sin demasiada importancia. Llegamos al campamento muertos de hambre. La comida nos supo a gloria.

A las tres estuvimos buscando cobertura para hablar con nuestras familias y un rato más tarde volvimos a nuestras actividades. Seguimos con la tirolina, el paseo en burro y el taller de arcilla.

El equipo número dos recreó la procesión de la borriquita en su paseo en burro (incluida marcha procesional)

Después de la merienda llegaron los talleres de sales de baño, estampación de camisetas y piragua. Esperamos con muchas ganas la actividad de piragua y no nos defraudó.

La cena nos ha dado un respiro antes de seguir con los juegos. Esta noche hemos tenido una competición olímpica muy especial con juegos muy divertidos. Si luego no dormimos la culpa será de los monitores que nos animan mucho antes de ir a la cama.

 

Un abrazo

Beatriz, Constanza, Ángela y Victoria