Los peques de tres años, impulsados por su «señorita», han realizado este divertido reto de la harina que pueden ver en el vídeo de bajo.