A lo largo de este último fin de semana de septiembre, como cada año, se han llevado a cabo en el Colegio las celebraciones de las Primera Comuniones.

Nuestros niños, guiados por sus catequistas, han sido muy conscientes del sacramento que han recibido. En una emotiva ceremonia de ambiente cercano y familiar, los comulgantes (bajo la mirada emocionada de sus padres) recibieron por vez primera el cuerpo de Cristo.

Esperamos que este sea sólo su primer gran paso en una vida llena de fe y de amor dentro de los principios cristianos.

Desde el Colegio queremos agradecer también a todos los que hacen posible estas celebraciones: familias, catequistas, pastoral, párrocos y personal del centro. Sin ellos. este tipo de acontecimientos no sería posible.

¡Enhorabuena!